¡Bienvenido a Escuela con Corazón!

¡Muy buenos días!

Soy Belén Piñeiro, fundadora de Escuela con Corazón y estoy tremendamente feliz de darte la bienvenida a mi nuevo hogar. Te invito a que visites todos los rincones de la web y a que te sientas como en casa.

Es posible que si estás leyendo esto, ya conozcas mi trabajo en Maestra de Corazón. Desde hace más de tres años, mi blog ha sido la ventana gracias a la cual he podido compartir con el mundo mi labor y mi visión de la educación.

En mi blog siempre he defendido el derecho de los niños a recibir una educación integral, que les permita desarrollar al máximo todas sus capacidades. A pesar de que mi especialidad es la Inteligencia Emocional, siempre he intentado aprender más sobre otros campos de la educación que ayudasen a innovar, a implementar los valores, a completar el aprendizaje, a hacerlo más ameno, más atractivo y facilitase la labor docente a padres y educadores. 

Gracias a Maestra de Corazón y a la publicación de mis libros, he tenido la oportunidad de conocer a grandes profesionales de la pedagogía, la psicología o la neuroeducación. Para mí esto siempre ha sido una de las grandes ventajas de tener un espacio en internet y siempre que he tenido la oportunidad he tratado de colaborar con todos ellos.

Hace unos meses lancé mi primer curso online y ésta fue la puerta a la web que estás viendo hoy. Me di cuenta de que muchos padres y educadores están deseando recibir más información sobre temas educativos, pero no tienen tiempo ni herramientas para hacerlo de la forma adecuada. Yo ya había tenido experiencias como alumna de videocursos en otros campos, así que decidí pasarme al otro lado y crear mi propia plataforma de vídeocursos sobre innovación educativa.

Este fue el comienzo del primer boceto de Escuela con Corazón. Quería crear una plataforma donde todos aquellos profesionales y padres comprometidos con la educación, encontrasen aquello que estaban buscando para mejorar su labor docente. Si tenían interés en aprender más sobre cualquier tema de innovación educativa, en Escuela con Corazón encontrarían al mejor profesional en el sector ofreciéndoles la mejor formación y les acompañaría durante su proceso de formación. Estos fueron los primeros objetivos de la escuela:

  • Ofrecer la mejor formación en vídeo acerca de temas de innovación educativa.
  • Adaptada completamente a los horarios y necesidades de cada alumno.
  • Realizada por los mejores profesionales reconocidos de cada sector.
  • Facilitar siempre el acceso del alumno al profesor.
  • Crear juntos una plataforma de referencia en el sector educativo.

Escuela con Corazón es una idea novedosa, por ello hemos creado el siguiente vídeo, en el que te explicamos, paso a paso el funcionamiento de la escuela en menos de dos minutos:

Mi principal propósito es que todo aquel que quiera mejorar su labor educativa pueda hacerlo. Quería eliminar con los inconvenientes que impiden el cambio de paradigma educativo y facilitar el acceso a la mejor formación a todos aquellos que creen en la educación como una herramienta para cambiar el mundo. Así que decidí poner fin a todas las barreras:

  • "No tengo tiempo"
    Ya no es un problema. Nuestra formación es 100% online, en diferido. Podrás ver las clases a tu ritmo y realizar las actividades cuando te apetezca. No tienes que ajustarte a ningún horario ni calendario de entregas.
     
  • "No sé cómo hacerlo".
    Tranquilo, no estarás solo. Nuestros cursos están impartidos por los mejores profesionales de cada campo y cuentan con años de experiencia. Podrás realizarles todas las consultas que necesites mientras dure tu formación.
     
  • "No tengo dinero".
    No te preocupes. No queremos que los recursos económicos sea un impedimento para acceder a la mejor formación. Por eso hemos ajustado los precios lo máximo posible y ofrecemos diferentes tipos de cursos, para adaptarnos a todos los bolsillos. Y no solo eso...

Como gran oferta de apertura queremos ofrecerte un descuento excepcional. Por formar parte de nuestros primeros alumnos, queremos que te beneficies de un 50% de descuento en todos nuestros cursos. Esta oferta es de duración limitada, por lo que te recomiendo que le eches un vistazo a nuestros cursos y te matricules cuanto antes en los que más te interesen. Tan solo tienes que canjear el cupón yoeducoconcorazon para aprovechar este magnífico descuento.


No pierdas esta oportunidad de formarte con los mejores profesionales en innovación educativa. Muy pronto ampliaremos nuestra oferta de cursos, pero a día de hoy ya tienes las siguientes formaciones disponibles:

Por supuesto, cuando termines tu formación con nosotros, tras haber superado tu examen final, recibirás un certificado acreditativo de nuestra escuela.

¡Tan solo me queda darte de nuevo la bienvenida y nos vemos dentro de Escuela con Corazón!

Si te gustó este artículo, te gustará

3 consejos para comenzar a practicar Yoga con los niños

  • 22 March, 2018

Hoy en día podemos encontrar multitud de referencias sobre la crianza respetuosa. Por suerte, sabemos que es necesario educar de forma distinta a los últimos veinte años y es fácil encontrar libros, webs con información, vídeos para aprender teorías o métodos que nos lleven a cambiar la forma de relacionarnos con los niños.

Todas estas teorías prometen una mejora en el desarrollo emocional del niño. Sus resultados aseguran que educar a través del Yoga, con psicología positiva o el método Montessori es garantía de un niño con mayor control de sus emociones, un niño que es capaz de auto regularse, de estar en calma, de resolver conflictos positivamente o de adquirir una mayor confianza en sí mismo. Saber esto resulta tan convincente que en ocasiones ¡nos olvidamos de lo realmente importante! ¿Cuáles son bases sólidas para consolidar estos aprendizajes?

 

Consejo 1: El Yoga no se enseña, se comparte.

Es importante no perseguir objetivos ni metas que alcanzar cuando practicamos yoga con los niños. No debemos esperar conseguir los resultados que tanto hemos leído en los libros o que esperamos que sucedan como consecuencia de “tal” ejercicio. Si nos sucede esto nos estaremos alejando de las enseñanzas de Yoga. Debemos abrirnos a la experiencia que estemos llevando a cabo aprendiendo a observar lo que sucede para así poder acompañar al niño en ese momento presente.

Yoga = Compartir = Acompañar = Proponer = Guiar

 

Consejo 2: Cada niño experimenta el Yoga de forma diferente.

Algunos niños conectan rápidamente con las prácticas y los juegos que se proponen. Son niños que encuentran una puerta para algo que llevaban tiempo buscando. Su naturaleza es explorar su mundo interior y aprender a desarrollar hábitos sociales como la empatía, la compasión, la solidaridad, la escucha… Ellos se sienten como en casa.

Probablemente, tienen facilidad para desarrollar lo que el Dr. Howard Gardner denominó Inteligencia Espiritual o Existencia entendida como “una Inteligencia que identifica la reflexión sobre cuestiones fundamentales de la existencia y el reconocimiento de la Espiritualidad como un estado de bienestar”. Desde que en 1983 el Dr. Gardner inició una primera revolución  al proponer una visión múltiple de la inteligencia en su libro “Inteligencias múltiples” en el que proponía la existencia de diferentes inteligencias presentes en las personas pero con un diferente nivel de desarrollo; debemos aceptar que no todos los niños respondan de la misma manera. Imagínate a Gandhi, Mozart o Newton en una misma aula. ¡¡Todos son inteligentes pero seguro que no responderían igual ante los mismos estímulos!!

En cambio, cuando un niño se resiste ante una práctica de Yoga y no siente interés o intenta impedir que se lleve a cabo, debemos tener la apertura para no juzgar y no frustrarnos. Si nuestras ideas previas, nuestra intención o nuestro foco estaban en los resultados; probablemente no podamos evitar sentir malestar, una sensación de que “no funciona” o que el esfuerzo hecho no merece la pena. Pero si en vez de esto, sabemos que nuestra intención debe estar en acompañar y guiar al niño, en ofrecer o proponer en vez de enseñar; conseguiremos responder de una forma más comprensiva, más empática. Y en ocasiones, en esa respuesta, ¡¡habrá mucho aprendizaje!!

 

Consejo 3: Tú eres el mejor ejemplo.

Hoy en día ya sabemos que educamos más por lo que hacemos que por lo que decimos. En verdad, los niños no siempre ponen atención a nuestros consejos o enseñanzas pero es fácil encontrarlos imitando nuestros comportamientos y reaccionando de la misma forma. Si pones tu foco y tú intención en la coherencia de tus actos, en tu propia práctica; será mucho más fácil que los niños comprendan y empiecen a practicar Yoga.

Si quieres que tus hijos comiencen practicar Yoga, inicia tu práctica regular e invítales a acompañarte. Algunos días quizás estén a tu lado y realicen algunos ejercicios contigo pero quizás pronto pierdan la atención y empiecen a jugar con otra cosa. Esto está bien, es natural. Otros días, puede que tengan más interés y te apetezca enseñarles algo nuevo: una técnica de respiración, una canción, una práctica de silencio… Habrá días que no muestren ninguna curiosidad y ni si quiera estén cerca cuando tú dediques tu tiempo a la práctica… Será el momento para que profundices en ella y disfrutes de ese momento para ti.

Si eres maestro y practicas con un grupo de niños en tu escuela o en algún centro, necesitarás alternativas para esos momentos de desconexión y desinterés.

Es muy recomendable dedicar las primeras sesiones a hablar de ello. Exponles las opciones que tienen. Háblales de que es normal que algunos días no tengan ganas. Ofréceles tus experiencias personales o anécdotas, ¡¡las valorarán!! Y abre puertas para que hablen sobre qué creen que pueden descubrir con el Yoga.

Será muy importante que prepares tus clases con cariño y dedicación. Desarrolla tu creatividad y sorpréndeles. Aunque no tengas expectativas es importante que planifiques y prepares tus clases con mucho detalle. El Yoga debe ofrecerles algo diferente, ¡¡algo especial!!

Si a pesar de ello, algún día un niño no quiere practicar, ¡¡respétalo!! Quizás puedes disponer de un rincón-caja con alternativas para esos momentos: mandalas, cojines, linternas, cuentos, mascotas, legos…

Cuando un niño es capaz de reconocer su desinterés por algo, lo comunica, lo expresa y siente que le comprenden y le ofrecen otra opción; ese niño ha descubierto una nueva forma de respetarse y de respetar. ¡¡Quizás ese día es uno de los que más ha aprendido!!

 

María Carballo


LA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN

  • 31 May, 2017

LA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN


Los sistemas educativos actuales están anclados en modelos tradicionales. La educación y los métodos empleados apenas han variado en las últimas décadas. A pesar de la variedad de leyes e intentos de progreso y de mejora la dinámica en las aulas sigue siendo la misma. Estas dinámicas de aula, son dinámicas que favorecen un papel pasivo del alumno, como mero receptor de información. Se trata de metodologías que se alejan del aprendizaje significativo, y que desmotivan al alumno. Y ante esta realidad, nos encontramos con muchos niños y niñas que no tienen ganas de aprender, que se aburren en las aulas, y todo ello nos lleva hacía el fracaso escolar.


La educación tradicional


La educación tradicional respondía a las necesidades de una sociedad industrial y se ajustaba a sus señas de identidad. A lo largo de las décadas, la sociedad ha avanzado mucho, se ha transformado en una sociedad de la información y del conocimiento. Sin embargo, muchas escuelas se han quedado ancladas en ese modelo. Como consecuencia no se da respuesta a las necesidades actuales de la sociedad lo que conlleva un inevitable fracaso del sistema, que se traduce en el fracaso escolar de muchos estudiantes.


Las características de esta educación tradicional son:

  • Papel pasivo del alumno que se limita a recibir información.
  • Sistemas de evaluación que se centran en el resultado y en la etiqueta.
  • La no atención a la diversidad de formas de pensar, de aprender y la falta de respeto a los ritmos de desarrollo de cada uno, se pretende que todos alcancen los mismos objetivos, de la misma manera y al mismo tiempo.
  • Experiencias de aprendizaje demasiado rígidas.

La revolución en la educación


Si queremos enfrentarnos al devastador fenómeno del fracaso escolar, debemos hacerlo desde la transformación de las aulas y las experiencias educativas, a través de una auténtica revolución de la educación.
Los sistemas educativos necesitan una transformación, la revolución en la educación se convierte en una necesidad que no podemos dejar de lado. Resulta esencial cambiar nuestra visión y nuestra idea de la educación, del proceso de enseñanza y aprendizaje, nuestra idea del aula, para, de esta manera poder enfrentarnos al fracaso escolar, a través de:

  • Experiencias de aprendizaje más flexibles.
  • Devolver al alumno el papel protagonista activo que le corresponde. Al hacerlo le hacemos responsable de su proceso, se motiva y se interesa más por el mismo.
  • Llenar el proceso de aprendizaje de emociones positivas.
  • Centrarnos en el proceso más que en los resultados.
  • Respetar el ritmo de cada alumno, sus intereses, necesidades, formas de aprender y de pensar.
  • Devolver al aprendizaje las características propias de su esencia natural: la curiosidad, la acción, la exploración, etc.
  • Despertar las ganas de aprender de nuestros alumnos a través de experiencias de aprendizaje más apropiadas para ello.
  • Desarrollar la competencia de aprender a aprender, las técnicas de estudio y las habilidades de aprendizaje.

Los seres humanos somos seres que aprendemos, que tenemos un cerebro programado para aprender y lo hacemos constantemente a través de la experiencia. Se trata de utilizar nuestra capacidad natural y potenciarla. En los sistemas educativos tradicionales nos alejamos de esta naturaleza aprendiente y los entornos de aprendizaje se llenan de tensión, dejan de ser propicios para los aprendizajes. La revolución de la educación debe devolver al alumno las ganas de aprender y debe promover el aprendizaje, para enfrentarnos al fracaso escolar.
Si quieres ampliar los contenidos, apúntate al curso “Fracaso escolar”. No dejes pasar la oportunidad y aprovecha la oferta de lanzamiento con el cupón educayaprende50, tendrás un descuento directo del 50%.

 

Celia Rodríguez Ruiz

CeliaRR_psico

 


El Fracaso Escolar

  • 30 May, 2017

EL FRACASO ESCOLAR
El fracaso escolar es un fenómeno que nos preocupa, que nos alarma y que parece extenderse sin remedio en nuestros niños, en nuestros centros educativos y en nuestra sociedad. En España los datos son alarmantes, el porcentaje de alumnos que abandonan la escuela prematuramente se sitúa por encima del 20%. Una cifra muy elevada en comparación con otros países europeos. Hoy más que nunca se hace necesaria una concienciación colectiva frente al fracaso escolar y, una transformación de la manera de entender la enseñanza y el aprendizaje que nos permita acercarnos a los alumnos y promover su éxito académico.
Nuestro objetivo es trazar un camino para enfrentarnos al fracaso escolar desde los actos, desde las aulas y desde casa, transformando la realidad que acompaña al fenómeno para favorecer el éxito en nuestros alumnos y evitar una sociedad con escasa formación de sus ciudadanos.


¿Qué es el fracaso escolar?


Para enfrentarnos al fracaso escolar hemos de comenzar por definir y delimitar el concepto. El fracaso escolar puede definirse como aquella situación en la que un estudiante no obtiene los resultados académicos esperados para su edad, etapa del desarrollo, etapa educativa y nivel pedagógico.
Cuando nos encontramos con una situación de fracaso escolar, normalmente el número de suspensos es masivo y suele desencadenar en la no obtención de la titulación de la enseñanza obligatoria.


¿Qué se esconde detrás del fracaso escolar?


No podemos hablar de una única causa del fracaso escolar, detrás del fracaso escolar nos encontramos con un grupo de causas que interactúan y  dan lugar a este fenómeno.
El fracaso escolar aparece cuando el sistema educativo no da respuesta a las necesidades de los alumnos. Es un problema social, ya que el sistema educativo no se adapta a las demandas de la sociedad. Es un problema que nos afecta a todos y que debemos de cambiar para devolver al estudiante las ganas de aprender.


Las consecuencias del fracaso escolar


Normalmente cuando hablamos de fracaso escolar, pensamos en las consecuencias para el estudiante, pero debemos ir más allá. El fracaso escolar tiene impactantes consecuencias a nivel global.

  • En el estudiante. El fracaso escolar afecta a su autoestima y sus ganas de aprender. Además tendrán dificultades para incorporarse al mundo laboral.
  • En las familias. Las familias afectadas por el fracaso escolar, viven la situación desde la frustración y a menudo entran en conflicto.
  • En la sociedad. El fracaso escolar es un problema social, ya que una sociedad con ciudadanos no formados está condenada.

¿Qué podemos hacer para enfrentarnos al fracaso escolar?


Enfrentarnos al fracaso escolar puede ser todo un desafío, sobre todo si nos asentamos en una visión tradicional de la enseñanza y del aprendizaje. Si cambiamos  nuestra perspectiva y transformamos nuestras aulas podemos promover el aprendizaje y el éxito de los estudiantes.


La revolución en la manera de enseñar es el camino que nos acercará a los alumnos, que nos permitirá dar respuesta a la diversidad de formas de pensar y de formas de aprender. Esa transformación es la clave de un aprendizaje significativo, de un aprendizaje natural que motive a los alumnos y les devuelva las ganas de aprender.


Las bases para enfrentarnos al fracaso escolar están en:

  • El aprendizaje significativo.
  • Devolver las ganas de aprender.
  • Crear experiencias de aprendizaje naturales, que den respuesta a la diversidad del aula.
  • Acompañar el aprendizaje de emociones positivas.
  • Permitir un papel más activo y protagonista del alumno.
  • Desarrollar la competencia de aprender a aprender.

Si quieres saber más sobre el fracaso escolar y quieres revolucionar la manera de educar para enfrentarte a este fenómeno, apuntate al curso "El Fracaso Escolar".

Celia Rodríguez Ruiz

@CeliaRR_psico


En escuelaconcorazon.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies