¿Qué es el modelo flipped classroom?

Flipped Classroom es un modelo metodológico en que algunos procesos de aprendizaje ,que por norma general se suelen hacer dentro del aula, pasan a hacerse fuera del aula mediante videos en casa, utilizando el tiempo de clase para facilitar, apoyar, reforzar o ampliar la práctica y desarrollo de los conocimientos y aprendizaje de los alumnos.

Flipped Classroom no es solamente crear, editar y enviar un vídeo para que nuestro alumnado lo visualice. El modelo Flipped Classroom es un proceso de aprendizaje íntegro en el que se apoya en todas las fases del aprendizaje siguiendo la taxonomía de Bloom.

Es un modelo en el que el alumno adquiere el contenido de la clase en casa, a través de diferentes videos que puede manipular y así poder aprender a su propio ritmo, para así enriquecer más su aprendizaje y desarrollar habilidades complejas, identificando y corrigiendo errores para aprender de ellos.

 

¿Qué conseguimos si aplicamos Flipped Classroom en nuestras aulas?


1. La explicacioón del contenido

Con Flipped Classroom la explicación de los contenidos se produce fuera del aula mientras que en la escuela tradicional a explicación de los contenidos son explicados en el aula. Con Flipped se permite a los alumnos adquirir y comprender los conceptos y contenidos a su propio ritmo. Se consigue un aprendizaje mucho más autónomo. En el modelo tradicional, no siempre somos conscientes del ritmo a que cada uno está comprendiendo los conceptos, o dónde presentan dificultades.
No se favorece a la autonomía de los niñ@s.


2. Disponibilidad de los contenidos 24h

El alumnado dispone de la explicación de los contenidos en todo momento mientras que en el modelo tradicional la explicación acaba cuando empieza otra actividad y solo se retienen lo que se anote durante la clase o se recuerde.


3. El tiempo

El tiempo de clase se utiliza para realizar todo tipo de actividades y atender de forma personalizada, se le da mucho más tiempo a la práctica y el desarrollo de los niveles de pensamiento más complejos. Sin embargo, con el modelo tradicional el tiempo de clase implica explicación más realización de tareas que igual no da tiempo a acabar y se convierten en tareas para casa donde el alumno no dispone de la guía del mestro.


4. Datos sobre la adquisición y de la compresión del contenido que se explica

Con Flipped Classroom recibimos feedback inmediato e individualizado de la explicación y sabemos qué dudas tiene nuestra clase antes de comenzar. Por lo contrario siguiendo el modelo tradicional podemos recibir feedback o no, dependerá del alumnado y no conocemos las dudas hasta que no explicamos o se comienza a trabajar.


5. Más confianza en uno mismo al anticipar el contenido

Los alumnos en clase saben sobre qué se va a trabajar y se pueden anticipar buscando incluso información por su parte, y presentar en el aula las dudas de los contenidos que no tienen tan claros. Se promueve la participación activa ya que los alumnos se sienten más seguros, saben de lo que hablan. Con el modelo tradicional, es más dificil que los alumnos se anticipen a lo que se va a trabajar en clase ni que entren al aula con tanta seguridad y confianza.


6. Deberes

Los `deberes´ en Flipped Classroom no existen, solo implican la tarea de visualizar de un vídeo de no más 6 minutos. En clase nos da tiempo a practicar lo suficiente, con actividades y juegos, dejando solo el repaso y estudio. Sin embargo, con el modelo
tradicional, al usar mucho tiempo de clase en explicar el contenido, dejamos muy poco tiempo para la práctica y esta se realiza en casa, cuando el cansancio aumenta y dónde no tienen la guía ni la supervisión del profesor.


7. Las Familias

Las familias tienen acceso a la explicación del profesorado y conocer de primera mano qué y cómo se trabaja dentro del aula. En el modelo tradicional y por cultura, nuestras aulas están cerradas y nadie, salvo las personas que están dentro saben lo que se explica y trabaja.


8. Flipped Classroom + Otras metodologías innovadoras

Flipped Classroom, nos abre las puertas a un mayor tiempo para la práctica y esto proporciona poder integrar nuevos modelos metodológicos y activos, colmo gamificación, ABJ, Aprendizaje Cooperativo, ABP, para poder abordar toda la práctica y adquisición de los niveles más complejos de manera más significativa. Sin embargo, la clase tradicional, es la clase tradicional y no hay más, es más complicado por el tiempo integrar nuevas metodologías.

 

 

Si te gustó este artículo, te gustará

La génesis del acoso escolar

  • 15 May, 2017

Una clase normal de matemáticas de 2º de ESO en el momento de entrar a clase. Llegan los alumnos en tropel, hablando demasiado alto y tropezándose con todo, moviendo pupitres y arrastrando mochilas. El profesor observa la entrada y va saludando a unos y otros.


Un alumno, nervioso y con algunas dificultades de relación social da un golpe en el hombro de una chica. Quiere ser un saludo, pero por su propia tensión interna resulta más fuerte de lo que pretende. La chica reacciona airada con un grito. Enseguida dos o tres de los chicos van a por él de forma ya furiosa. Un grupo corea, mientras algunos todavía no han percibido qué sucede.


De pronto la agresividad se ha hecho dueña del ambiente. El profesor interviene y detiene a los dos o tres agresores interponiéndose entre ellos y el alumno que dio el golpe a la chica, quien, en ese momento, viéndose agredido, pierde el control y grita con furia y sobre todo con impotencia.


El chico no considera haber agredido a la chica y se considera injustamente atacado y rechazado por el grupo. Los chicos que querían pegarle solo entienden que están defendiendo a la chica.  Uno se hace el portavoz y dice que va a parar al que considera agresor. No perciben como injusta su acción grupal. La chica se considera injustamente tratada por el profesor porque este ha defendido al chico y no a ella, que es quien ha recibido el puñetazo. Los demás dicen que no han hecho nada. Desde luego no entienden, aunque el profesor lo deja escrito en la pizarra, que el observador es también responsable.


Esta escena reúne en germen todo lo necesario para el acoso: un alumno diferente, con pocas defensas sociales, que no es capaz de relacionarse adecuadamente. Un grupo que ya está respondiendo con agresividad a sus salidas de tono. Un portavoz del grupo, que lidera al grupo. El rechazo del grupo contra uno de sus miembros. Le falta la continuidad en el tiempo, la repetición de hechos para generar un acoso escolar en toda regla.


Hechos como este son constantes y los docentes tiene pocas armas para afrontarlos. Primero están focalizados en el orden de su clase, en poder darla en paz y con aprovechamiento para los alumnos. Esto es posible que lo que haga es desplazar el acoso hacia afuera del centro educativo. Las mismas personas, pero llevando a cabo su agresión fuera, ya que dentro del aula la presencia del profesor lo inhibe.


Segundo no hay un seguimiento ni una formación sobre cómo gestionar estas situaciones. Tercero un programa de convivencia eficaz, que permita poner el foco en las relaciones como esenciales en el proceso educativo. Los alumnos no solo salen de sus estudios con más o menos conocimientos, sino también con una forma de relacionarse socialmente y con una forma de ser. Ambos elementos, saber convivir y saber ser, se han conformado fuertemente en los años escolares. Pero la escuela sigue básicamente centrada en el conocimiento y sin armas ni formación ni desde luego un programa que le permita entrar en esos aspectos centrales para la vida de sus alumnos.


Ponemos todos esos elementos juntos y ya tenemos clara la génesis del acoso: un alumn@ diferente, una situación de molestia social, un grupo de agresores con un líder, un profesor estrictamente preocupado de tranquilizar la situación y sin armas ni apoyo para resolverla. Una falta de seguimiento de las situaciones.


Me encantaría conocer tu opinión y si has observado cómo se conforma una situación de acoso en tu aula. Y, desde luego, qué te parece que haría falta a los alumnos, a los docentes y al centro educativo. Por eso, te invito a unirte a nuestro curso de "Prevención y gestión del acoso escolar". Juntos conseguiremos que adquieras todas las herramientas para prevenir y actuar ante un caso de maltrato en el aula.


¿Qué me puede aportar un curso sobre Educación Emocional para adolescentes?

  • 05 April, 2018

ARTÍCULO 2: EDUCACIÓN EMOCIONAL PARA ADOLESCENTES

En primer lugar hay es importante conocer el alcance que las creencias, prejuicios y estereotipos que tenemos en nuestra cabeza, y como esas creencias afectan en nuestra percepción de la realidad.

¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?

Estamos en un momento de auge de la Psicología Positiva y de la Psicología Coaching, y cada vez más se encuentran estudios que avalan la importancia de educar en el aula en el manejo y gestión emocional, así pues, podemos coger lo mejor de cada rama a fin de ser los mejores educadores (y personas), que podamos ser.

En cuanto al Coaching aplicado a la Educación, hay varias herramientas, técnicas y métodos que puede resultarnos especialmente útiles a la hora de educar en el manejo y gestión emocional. En las sesiones de “Educación Emocional para adolescentes” de Mari Carmen López Martínez descubrirás entre otras cosas cuales son las cualidades de un buen docente o las sutilezas de la comunicación no verbal.

¿Sabes por qué es importante saber dar un feedback eficaz? Porque así las personas sabrán que estamos escuchando y entendiendo lo que nos dicen de forma plena. Otras habilidades que nos pueden resultar útiles en el emocionante mundo de la Educación Emocional para adolescentes, es la intuición, que se puede desarrollar a través de ejercicios o actividades.

Para aprender o enseñar sobre el reconocimiento y gestión emocional, primero, hemos de saber identificar las emociones, tras ello, sería el turno de aumentar o consolidar la autoestima, también es importante aprender a controlar los impulsos, fomentar y entender la motivación intrínseca del alumnado, además de trabajar en la educación de habilidades sociales, como son la empatía o la asertividad. Por último, pero no por ello menos importante, el optimismo es una variable muy a tener en cuenta, ya que dependiendo de dónde pongamos el foco de atención o de con qué filtro evaluemos la realidad, así actuaremos consecuentemente.

Todas estas cosas, y muchas más, puedes descubrir si quieres aprender de manera práctica y con un amplio repertorio de recursos para adaptar todos los materiales a las necesidades del alumnado. ¿Te atreves?

 

Mari Carmen López Martínez

 


LA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN

  • 31 May, 2017

LA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN


Los sistemas educativos actuales están anclados en modelos tradicionales. La educación y los métodos empleados apenas han variado en las últimas décadas. A pesar de la variedad de leyes e intentos de progreso y de mejora la dinámica en las aulas sigue siendo la misma. Estas dinámicas de aula, son dinámicas que favorecen un papel pasivo del alumno, como mero receptor de información. Se trata de metodologías que se alejan del aprendizaje significativo, y que desmotivan al alumno. Y ante esta realidad, nos encontramos con muchos niños y niñas que no tienen ganas de aprender, que se aburren en las aulas, y todo ello nos lleva hacía el fracaso escolar.


La educación tradicional


La educación tradicional respondía a las necesidades de una sociedad industrial y se ajustaba a sus señas de identidad. A lo largo de las décadas, la sociedad ha avanzado mucho, se ha transformado en una sociedad de la información y del conocimiento. Sin embargo, muchas escuelas se han quedado ancladas en ese modelo. Como consecuencia no se da respuesta a las necesidades actuales de la sociedad lo que conlleva un inevitable fracaso del sistema, que se traduce en el fracaso escolar de muchos estudiantes.


Las características de esta educación tradicional son:

  • Papel pasivo del alumno que se limita a recibir información.
  • Sistemas de evaluación que se centran en el resultado y en la etiqueta.
  • La no atención a la diversidad de formas de pensar, de aprender y la falta de respeto a los ritmos de desarrollo de cada uno, se pretende que todos alcancen los mismos objetivos, de la misma manera y al mismo tiempo.
  • Experiencias de aprendizaje demasiado rígidas.

La revolución en la educación


Si queremos enfrentarnos al devastador fenómeno del fracaso escolar, debemos hacerlo desde la transformación de las aulas y las experiencias educativas, a través de una auténtica revolución de la educación.
Los sistemas educativos necesitan una transformación, la revolución en la educación se convierte en una necesidad que no podemos dejar de lado. Resulta esencial cambiar nuestra visión y nuestra idea de la educación, del proceso de enseñanza y aprendizaje, nuestra idea del aula, para, de esta manera poder enfrentarnos al fracaso escolar, a través de:

  • Experiencias de aprendizaje más flexibles.
  • Devolver al alumno el papel protagonista activo que le corresponde. Al hacerlo le hacemos responsable de su proceso, se motiva y se interesa más por el mismo.
  • Llenar el proceso de aprendizaje de emociones positivas.
  • Centrarnos en el proceso más que en los resultados.
  • Respetar el ritmo de cada alumno, sus intereses, necesidades, formas de aprender y de pensar.
  • Devolver al aprendizaje las características propias de su esencia natural: la curiosidad, la acción, la exploración, etc.
  • Despertar las ganas de aprender de nuestros alumnos a través de experiencias de aprendizaje más apropiadas para ello.
  • Desarrollar la competencia de aprender a aprender, las técnicas de estudio y las habilidades de aprendizaje.

Los seres humanos somos seres que aprendemos, que tenemos un cerebro programado para aprender y lo hacemos constantemente a través de la experiencia. Se trata de utilizar nuestra capacidad natural y potenciarla. En los sistemas educativos tradicionales nos alejamos de esta naturaleza aprendiente y los entornos de aprendizaje se llenan de tensión, dejan de ser propicios para los aprendizajes. La revolución de la educación debe devolver al alumno las ganas de aprender y debe promover el aprendizaje, para enfrentarnos al fracaso escolar.
Si quieres ampliar los contenidos, apúntate al curso “Fracaso escolar”. No dejes pasar la oportunidad y aprovecha la oferta de lanzamiento con el cupón educayaprende50, tendrás un descuento directo del 50%.

 

Celia Rodríguez Ruiz

CeliaRR_psico

 


En escuelaconcorazon.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies