¿Qué es el modelo flipped classroom?

Flipped Classroom es un modelo metodológico en que algunos procesos de aprendizaje ,que por norma general se suelen hacer dentro del aula, pasan a hacerse fuera del aula mediante videos en casa, utilizando el tiempo de clase para facilitar, apoyar, reforzar o ampliar la práctica y desarrollo de los conocimientos y aprendizaje de los alumnos.

Flipped Classroom no es solamente crear, editar y enviar un vídeo para que nuestro alumnado lo visualice. El modelo Flipped Classroom es un proceso de aprendizaje íntegro en el que se apoya en todas las fases del aprendizaje siguiendo la taxonomía de Bloom.

Es un modelo en el que el alumno adquiere el contenido de la clase en casa, a través de diferentes videos que puede manipular y así poder aprender a su propio ritmo, para así enriquecer más su aprendizaje y desarrollar habilidades complejas, identificando y corrigiendo errores para aprender de ellos.

 

¿Qué conseguimos si aplicamos Flipped Classroom en nuestras aulas?


1. La explicacioón del contenido

Con Flipped Classroom la explicación de los contenidos se produce fuera del aula mientras que en la escuela tradicional a explicación de los contenidos son explicados en el aula. Con Flipped se permite a los alumnos adquirir y comprender los conceptos y contenidos a su propio ritmo. Se consigue un aprendizaje mucho más autónomo. En el modelo tradicional, no siempre somos conscientes del ritmo a que cada uno está comprendiendo los conceptos, o dónde presentan dificultades.
No se favorece a la autonomía de los niñ@s.


2. Disponibilidad de los contenidos 24h

El alumnado dispone de la explicación de los contenidos en todo momento mientras que en el modelo tradicional la explicación acaba cuando empieza otra actividad y solo se retienen lo que se anote durante la clase o se recuerde.


3. El tiempo

El tiempo de clase se utiliza para realizar todo tipo de actividades y atender de forma personalizada, se le da mucho más tiempo a la práctica y el desarrollo de los niveles de pensamiento más complejos. Sin embargo, con el modelo tradicional el tiempo de clase implica explicación más realización de tareas que igual no da tiempo a acabar y se convierten en tareas para casa donde el alumno no dispone de la guía del mestro.


4. Datos sobre la adquisición y de la compresión del contenido que se explica

Con Flipped Classroom recibimos feedback inmediato e individualizado de la explicación y sabemos qué dudas tiene nuestra clase antes de comenzar. Por lo contrario siguiendo el modelo tradicional podemos recibir feedback o no, dependerá del alumnado y no conocemos las dudas hasta que no explicamos o se comienza a trabajar.


5. Más confianza en uno mismo al anticipar el contenido

Los alumnos en clase saben sobre qué se va a trabajar y se pueden anticipar buscando incluso información por su parte, y presentar en el aula las dudas de los contenidos que no tienen tan claros. Se promueve la participación activa ya que los alumnos se sienten más seguros, saben de lo que hablan. Con el modelo tradicional, es más dificil que los alumnos se anticipen a lo que se va a trabajar en clase ni que entren al aula con tanta seguridad y confianza.


6. Deberes

Los `deberes´ en Flipped Classroom no existen, solo implican la tarea de visualizar de un vídeo de no más 6 minutos. En clase nos da tiempo a practicar lo suficiente, con actividades y juegos, dejando solo el repaso y estudio. Sin embargo, con el modelo
tradicional, al usar mucho tiempo de clase en explicar el contenido, dejamos muy poco tiempo para la práctica y esta se realiza en casa, cuando el cansancio aumenta y dónde no tienen la guía ni la supervisión del profesor.


7. Las Familias

Las familias tienen acceso a la explicación del profesorado y conocer de primera mano qué y cómo se trabaja dentro del aula. En el modelo tradicional y por cultura, nuestras aulas están cerradas y nadie, salvo las personas que están dentro saben lo que se explica y trabaja.


8. Flipped Classroom + Otras metodologías innovadoras

Flipped Classroom, nos abre las puertas a un mayor tiempo para la práctica y esto proporciona poder integrar nuevos modelos metodológicos y activos, colmo gamificación, ABJ, Aprendizaje Cooperativo, ABP, para poder abordar toda la práctica y adquisición de los niveles más complejos de manera más significativa. Sin embargo, la clase tradicional, es la clase tradicional y no hay más, es más complicado por el tiempo integrar nuevas metodologías.

 

 

Si te gustó este artículo, te gustará

El Fracaso Escolar

  • 30 May, 2017

EL FRACASO ESCOLAR
El fracaso escolar es un fenómeno que nos preocupa, que nos alarma y que parece extenderse sin remedio en nuestros niños, en nuestros centros educativos y en nuestra sociedad. En España los datos son alarmantes, el porcentaje de alumnos que abandonan la escuela prematuramente se sitúa por encima del 20%. Una cifra muy elevada en comparación con otros países europeos. Hoy más que nunca se hace necesaria una concienciación colectiva frente al fracaso escolar y, una transformación de la manera de entender la enseñanza y el aprendizaje que nos permita acercarnos a los alumnos y promover su éxito académico.
Nuestro objetivo es trazar un camino para enfrentarnos al fracaso escolar desde los actos, desde las aulas y desde casa, transformando la realidad que acompaña al fenómeno para favorecer el éxito en nuestros alumnos y evitar una sociedad con escasa formación de sus ciudadanos.


¿Qué es el fracaso escolar?


Para enfrentarnos al fracaso escolar hemos de comenzar por definir y delimitar el concepto. El fracaso escolar puede definirse como aquella situación en la que un estudiante no obtiene los resultados académicos esperados para su edad, etapa del desarrollo, etapa educativa y nivel pedagógico.
Cuando nos encontramos con una situación de fracaso escolar, normalmente el número de suspensos es masivo y suele desencadenar en la no obtención de la titulación de la enseñanza obligatoria.


¿Qué se esconde detrás del fracaso escolar?


No podemos hablar de una única causa del fracaso escolar, detrás del fracaso escolar nos encontramos con un grupo de causas que interactúan y  dan lugar a este fenómeno.
El fracaso escolar aparece cuando el sistema educativo no da respuesta a las necesidades de los alumnos. Es un problema social, ya que el sistema educativo no se adapta a las demandas de la sociedad. Es un problema que nos afecta a todos y que debemos de cambiar para devolver al estudiante las ganas de aprender.


Las consecuencias del fracaso escolar


Normalmente cuando hablamos de fracaso escolar, pensamos en las consecuencias para el estudiante, pero debemos ir más allá. El fracaso escolar tiene impactantes consecuencias a nivel global.

  • En el estudiante. El fracaso escolar afecta a su autoestima y sus ganas de aprender. Además tendrán dificultades para incorporarse al mundo laboral.
  • En las familias. Las familias afectadas por el fracaso escolar, viven la situación desde la frustración y a menudo entran en conflicto.
  • En la sociedad. El fracaso escolar es un problema social, ya que una sociedad con ciudadanos no formados está condenada.

¿Qué podemos hacer para enfrentarnos al fracaso escolar?


Enfrentarnos al fracaso escolar puede ser todo un desafío, sobre todo si nos asentamos en una visión tradicional de la enseñanza y del aprendizaje. Si cambiamos  nuestra perspectiva y transformamos nuestras aulas podemos promover el aprendizaje y el éxito de los estudiantes.


La revolución en la manera de enseñar es el camino que nos acercará a los alumnos, que nos permitirá dar respuesta a la diversidad de formas de pensar y de formas de aprender. Esa transformación es la clave de un aprendizaje significativo, de un aprendizaje natural que motive a los alumnos y les devuelva las ganas de aprender.


Las bases para enfrentarnos al fracaso escolar están en:

  • El aprendizaje significativo.
  • Devolver las ganas de aprender.
  • Crear experiencias de aprendizaje naturales, que den respuesta a la diversidad del aula.
  • Acompañar el aprendizaje de emociones positivas.
  • Permitir un papel más activo y protagonista del alumno.
  • Desarrollar la competencia de aprender a aprender.

Si quieres saber más sobre el fracaso escolar y quieres revolucionar la manera de educar para enfrentarte a este fenómeno, apuntate al curso "El Fracaso Escolar".

Celia Rodríguez Ruiz

@CeliaRR_psico


¿Qué me puede aportar un curso sobre Educación Emocional para adolescentes?

  • 05 April, 2018

ARTÍCULO 2: EDUCACIÓN EMOCIONAL PARA ADOLESCENTES

En primer lugar hay es importante conocer el alcance que las creencias, prejuicios y estereotipos que tenemos en nuestra cabeza, y como esas creencias afectan en nuestra percepción de la realidad.

¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?

Estamos en un momento de auge de la Psicología Positiva y de la Psicología Coaching, y cada vez más se encuentran estudios que avalan la importancia de educar en el aula en el manejo y gestión emocional, así pues, podemos coger lo mejor de cada rama a fin de ser los mejores educadores (y personas), que podamos ser.

En cuanto al Coaching aplicado a la Educación, hay varias herramientas, técnicas y métodos que puede resultarnos especialmente útiles a la hora de educar en el manejo y gestión emocional. En las sesiones de “Educación Emocional para adolescentes” de Mari Carmen López Martínez descubrirás entre otras cosas cuales son las cualidades de un buen docente o las sutilezas de la comunicación no verbal.

¿Sabes por qué es importante saber dar un feedback eficaz? Porque así las personas sabrán que estamos escuchando y entendiendo lo que nos dicen de forma plena. Otras habilidades que nos pueden resultar útiles en el emocionante mundo de la Educación Emocional para adolescentes, es la intuición, que se puede desarrollar a través de ejercicios o actividades.

Para aprender o enseñar sobre el reconocimiento y gestión emocional, primero, hemos de saber identificar las emociones, tras ello, sería el turno de aumentar o consolidar la autoestima, también es importante aprender a controlar los impulsos, fomentar y entender la motivación intrínseca del alumnado, además de trabajar en la educación de habilidades sociales, como son la empatía o la asertividad. Por último, pero no por ello menos importante, el optimismo es una variable muy a tener en cuenta, ya que dependiendo de dónde pongamos el foco de atención o de con qué filtro evaluemos la realidad, así actuaremos consecuentemente.

Todas estas cosas, y muchas más, puedes descubrir si quieres aprender de manera práctica y con un amplio repertorio de recursos para adaptar todos los materiales a las necesidades del alumnado. ¿Te atreves?

 

Mari Carmen López Martínez

 


¿Porqué educar en emociones?

  • 15 March, 2018

ARTÍCULO 1: EDUCACIÓN EMOCIONAL PARA ADOLESCENTES

    Todas las personas, cada día sentimos, pensamos y actuamos, es por ello que aprender a gestionar nuestras emociones conscientemente, y utilizar nuestras habilidades para relacionarnos con los demás, nos puede permitir superar las dificultades que pueden surgir de forma cotidiana de forma más eficaz y adaptativa.

    ¿La educación se trata de enseñar a resolver problemas matemáticas?, ¿o trata también de enseñarles a resolver las dificultades?. Durante muchos años la tendencia ha sido educar pensando en la inteligencia lógica-matemática, la naturalista o la lingüística. ¿Y qué pasa con el resto de inteligencias? Mucho más importante, ¿qué pasa con la inteligencia emocional?

     En las sesiones de “Educación Emocional para adolescentes” encontrarás las claves para aplicar la educación emocional en el aula, aunque siempre recomendaremos que se practique en la vida diaria. Podemos aprender mucho sobre nosotros mismos si ponemos el foco en las emociones, y además serviremos mejor como modelo a través del aprendizaje por obeservación o técnica del modelado.

     Pero…¿Qué es una emoción? Depende de a quien le preguntes, te dirá una cosa u otra. Por ejemplo, la Real Academia de la Lengua Española (RAE) define emoción como una “alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática”.

    ¿Piensas que es una definición acertada? Ciertamente, se trata de una alteración del ánimo de ese momento, que puede ser más o menos intensa, dependiendo de la evaluación subjetiva de cada persona, que puede ser placentera o displacentera, que suele ir de la mano de manifestaciones corporales.

    Cuando se trata de emociones el quid de la cuestión es el manejo y gestión emocional. No hay emociones “buenas” o “malas”, todas las emociones nos hacen movernos, son adaptativas, nos envían señales de que algo no va como debería, o de que todo va bien… ¿Sabemos manejar nuestras emociones? ¿Conocemos nuestras emociones? Podemos estudiar a Daniel Goleman hasta la saciedad, aunque nos quedaría la parte práctica, la de bajar al terreno y ensuciarnos las manos.

    ¿Cómo ser entonces un buen educador en el manejo y gestión emocional? Lo ideal sería aprender la parte teórica y práctica.

    ¿Y cómo aprender la parte práctica? Se puede recurrir a alguien con experiencia en la educación emocional para adolescentes, como es Mari Carmen López Martínez, que durante muchos años ha estado trabajando en la asociación ASSEX (Asociación de Sexualidad Educativa) en Programas de Educación Emocional para adolescentes, además de colaborando con el Programa de Educación Emocional Arco Iris de Ana Peinado y Raúl Gallego, sobre todo el ámbito del profesorado.

    “Educación Emocional para adolescentes” está horneado con mucho cariño y esfuerzo. Es por ello que si quieres saber más sobre Educación Emocional para adolescentes, gestión y reconocimiento emocional, no lo pienses más, ¡es tu oportunidad!.

 

Mari Carmen López Martínez

 


En escuelaconcorazon.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies